Para qué sirven los deshumidificadores

Un deshumidificador es un aparato climatizador que nos ayuda a regular la humedad en el aire, especialmente en verano.

En algunas zonas, como en zonas de costa o zonas de interior donde haya elevadas precipitaciones y niebla, la humedad relativa del aire puede ser muy alta, por lo que las viviendas suelen ser húmedas. En estos casos el uso de deshumidificadores nos ayudará a reducir y controlar la humedad del interior de la vivienda haciéndola mucho más confortable.

Vamos a conocer algunos usos y características de los deshumidificadores.

Usos de los deshumidificadores:

  • Reducir humedad en interior de viviendas situadas en zonas húmedas (costa o zonas de lluvia y niebla).
  • Eliminar aparición de moho por culpa de la humedad.
  • Eliminar humedad para preservar elementos de la vivienda (maderas, parquet, muebles…) u obras de arte.
  • Evitar óxido en metales a causa de la humedad.
  • Reducir humedad por motivos de salud, problemas respiratorios, problemas de piel y huesos…
  • Reducir la sensación térmica: La misma temperatura con humedad dará una sensación térmica de temperatura mayor, por lo que será más agradable reducirla.

Sígueme para ver nuevos vídeos:

¿Cual es la humedad relativa adecuada?

  • Una humedad relativa máxima de 50 – 55% se puede considerar adecuada, por lo que si estamos en una zona donde sea mayor, sería buena idea plantearse comprar uno. Si es tu caso no te pierdas esta comparativa de los Mejores deshumidificadores.

Características deshumidificadores:

A la hora de elegir un deshumidificador tendremos que tener en cuenta varios factores:

  • Potencia: Dependiendo del tamaño de la estación y volumen de aire que tenga necesitaremos un aparato con mayor o menor potencia para que trabaje bien. Es absurdo comprar el más potente si lo necesitamos en una habitación pequeña, pero tampoco nos podemos quedar con una potencia baja si la estancia es un salón grande.
  • Capacidad de absorción: Está relacionada con la potencia, y puede oscilar desde los 10 litros/día hasta los 25 litros/día. Tenla en cuenta dependiendo del nivel de humedad que haya en la vivienda.
  • Nivel de ruido: Considera el nivel de decibelios de la máquina y el uso que vas a hacer de ella, sobre todo si va a estar cerca de la zona de descanso. Si vas a usarla durante la noche en un dormitorio donde duerman personas, no escatimes en gastos y compra el más silencioso.

Capacidad del depósito: El agua se irá acumulando en un depósito que se debe vaciar manualmente, por lo que si estás muchas horas fuera de casa y el aparato encendido es mejor que elijas el depósito mayor para evitar derrames.

Deja tu comentario