Celebra una boda de oro por todo lo alto

No son muchas las personas que pueden celebrar sus bodas de oro, un acontecimiento que se organiza cuando una pareja cumple cincuenta años de casados.

Es un día muy especial, de manera que si nuestros padres cumplen esas cinco décadas como matrimonio hay que planificar una fiesta por todo lo alto.

Explicamos todo lo que hay que saber para organizar unas bodas de oro.

Buscar regalos para los invitados:

Se suele dar un pequeño detalle a los invitados y lo más cómodo y económico es que buscar regalos originales para bodas de oro al por mayor para que todos los que acudan al evento se lleven un pequeño recuerdo.

También se ha convertido en una tradición lanzar pétalos, para hacerlo más cómodo puedes buscar conos para pétalos al por mayor, sobre todo si la boda de oro se celebra en una época en la que no hay rosas frescas o si hay muchos asistentes.

Estos conos además suelen ser muy vistosos y muchos de los asistentes se los van a llevar de recuerdo a casa.

Se suele hacer una renovación de votos:

Una de las partes más bonitas de las bodas de oro es la renovación de votos. Esta renovación se puede hacer en la Iglesia, con un sacerdote, o puede ser algo laico.

En el caso de que la renovación de votos sea laica la puede llevar a cabo una especie de “maestro de ceremonias”, que incluso puede ser un familiar o amigo para que sea más emotivo.

Para estas renovaciones de votos podemos comprar nuevos anillos, algo que queda a discreción de los organizadores y, sobre todo, de los protagonistas.

Las bodas de oro son íntimas:

Cuando estemos organizando las bodas de oro hay que recordar que es un evento íntimo. Esto quiere decir que no hay que invitar a esos primos a los que no vemos hace diez años, sino que la celebración se circunscribe a los familiares más cercanos y a los amigos íntimos.

Sígueme para ver nuevos vídeos:

Este número de invitados nos va a condicionar el lugar de la celebración y debemos tenerlo en cuenta a la hora de elegir el espacio de la celebración.

Podemos celebrar la fiesta en casa o en un restaurante:

Dependiendo del número de invitados es posible que podamos hacer la celebración en casa. Este tipo de celebración tiene la ventaja de ser más íntima y la desventaja de llevar mucho trabajo.

Lo normal hoy en día es hacerlo en un restaurante, que habrá que reservar con cierta antelación para no tener problemas, como encontrarnos con que el día de la fiesta haya un evento en la ciudad y estén todos los restaurantes llenos.

Elegir la música:

¿Qué es una boda sin música? Creo que todos conocemos la respuesta, de manera que la celebración debe tener música de todas las épocas, pero en especial canciones de hace cincuenta años.

Aquí las opciones son infinitas, empezando por poner una lista de Spotify para terminar contratando a unos músicos, que pueden ser de una tuna, mariachis, un grupo de los que tocan en las fiestas de los pueblos o lo que se nos ocurra dependiendo del presupuesto.

Regalos para los protagonistas:

Al principio os decíamos que había que comprar regalos para los invitados, pero no vamos a dejar sin regalos a los protagonistas, más después de llevar 50 años juntos.

La lista es infinita, depende del presupuesto y de cómo sea el matrimonio que celebra cinco décadas juntos.

Un regalo muy socorrido y económico es un periódico con su foto y con los acontecimientos más importantes del día de su boda. De este estilo también es un libro de fotos antiguas o incluso un libro con dibujos de los nietos, algo que siempre hace mucha ilusión.

Si el presupuesto es mayor, se les puede regalar un viaje o incluso ese coche que tenía tu padre de joven y con el que conoció a tu madre.

Deja tu comentario